Un vino para cada carne. – RiendaSuelta

Un vino para cada carne.

Se viene la parrilla con todo señores, y si bien la carne es la protagonista para el 18 y para cualquier junta alrededor del fuego, hay mostos que van mejor con algunos cortes, y acá Elon Meat te entrega todos sus consejos para que quedes como el rey del maridaje

 

Carnes magras / Pinot Noir

 

Las carnes magras son más suaves en sabor, y por lo tanto necesitan un vino que las acompañe sin opacarlas.

 

Si lanzas un filete a la parrilla o si vas pr una pechuga de pollo sin cuero, te recomendamos que lo marides con un Pinot Noir Gran Reserva, un vino ligero, donde los sabores a fruta fresca combinan a la maravilla con las carnes con menos grasa.

 

Lomo Liso / Carmenere

 

Uno de los cortes preferidos para preparar a la parrilla es el Lomo Liso, un corte que proviene de la región dorsal del vacuno y que se caracteriza por tener una grasa de cobertura y una carne meridianamente magra.

 

Para maridarlo, la recomendación va por un Carmenere Reserva o Gran Reserva, en particular del valle de Colchagua o del Maule.

 

Estos son vinos de cuerpos medios, que se sienten levemente especiados y herbales por lo que van a la perfección con este corte.

 

Este vino además va muy bien con los vegetales a la parrilla, en especial con el cada vez más popular Pimentón con Huevo, pues son notas vegetales acompañan muy bien a este plato.

 

Lomo Vetado / Asado de Tira / Cabernet Sauvignon

 

El rey indiscutido de la parrilla, la verdadera estrella del 18, un corte potente, intenso en sabor y complejo en el paladar.

 

Como tal, necesita un compañero de las mismas características, y para eso, nada mejor que un Cabernet Sauvignon, un vino con cuerpo, de taninos firmes y una boca amplia.

 

Este es un maridaje clásicos, donde ambos productos se potencian en el paladar.

 

En lo posible, opta por un Cabernet Sauvignon Gran Reserva del Maipo o de Colchagua, pues esos terrorirs usualmente entregan vinos concentrados y de buena estructura.

 

Otro corte que también se acompaña bien con el cabernet es el Asado de Tira, pues su intensidad va bien con la estructura de esta cepa.

 

Cerdo / Malbec

 

Otro gran protagonista de los fuegos parrilleros es el cerdo, ya sea en el tradicional Costilla o en algunos de los cortes ue ahora están de moda, como la Plateada, la Malaya o la Entraña.

 

Todos estos son cortes de intenso sabor, y para acompañarlos, un Malbec viene perfecto, pues sus taninos firmes y notas florales entregan una suave nota dulce que también comparte la carne de cerdo (ojo, es sólo una nota, no es que sean vinos dulces).

 

Nuestros vecinos argentinos han hecho bien la pega con esta cepa, pero en Chile también encontramos buenos exponentes, algunos del valle de Colchagua y otros del Maipo o de Curicó, zonas cálidas que entregan excelentes mostos.

 

Cordero / Syrah - Cabernet Sauvignon

 

Y para terminar, tenemos a el Cordero, un animal que ha ido retomando terreno entre los fanáticos del asado.

 

Si bien siempre ha sido el emblema de la parrilla y el fuego en el sur del país, en la zona central no tienen tanta popularidad, algo completamente injusto, por que si está bien hecho, es un verdadero manjar a la parrilla.

 

Las chuletas de corte Saratoga o francesa son la parte más fácil de encontrar, y también uno de los cortes de cordero que funcionan a la perfección a las brasas.

 

Como compañera, te recomendamos que te arriesgues con un Syrah de clima frío, ideal si es de Casablanca, Leyda o de la costa de Colchagua.

 

Estos vinos son ricos en fruta, acidez y tanino (el compuesto que le da estructura al vino y que hace que se sienta con más volumen en boca), características que losasen ideal para acompañar estas chuletas ricas en grasa e intensidad.

 

Recuerda que el vino, en dosis moderadas, es por lejos el mejor acompañamiento para tu asado, y si bien existen reglas básicas para el maridaje, finalmente te recomendamos probar tu corte favorito junto a tu cepa favorita.

 

Ese, por lejos, es el mejor maridaje.